♦Oraciones

♦Meditaciones y Reflexiones:

La Virgen y el Santo Rosario

 

♦Las 15 promesas de Nuestra Señora

 

 

(Promesas transmitidas a Santo Domingo y al Beato Alan)

 

1. Aquellos que me sirvan fielmente mediante el rezo del Santo Rosario recibirán gracias especiales.

 

2. Les prometo especial protección y las gracias más excepcionales para aquellos que recen el Santo Rosario

 

3. El Rosario será la defensa más poderosa frente a las fuerzas del espíritu del mal. El vicio será destruido, el pecado se reducirá y toda herejía será frustrada.

 

4. Con el rezo del Santo Rosario las virtudes y las buenas obras florecerán. Las almas recibirán un gran número de gracias. Los corazones permanecerán apartados de los asuntos del mundo y su vanidad. Y las almas serán elevadas para desear los bienes eternos. Esperemos que las almas hagan el propósito de acercarse a Dios a través de este camino.

 

5. El alma que se encomiende a mí a través de la oración del Santo Rosario no perecerá.

 

6. El alma que rece el Rosario con devoción intentando meditar los Santos misterios no será derrotada por la mala fortuna. En Su Santo juicio, Dios no le castigará. No sufrirá una muerte inesperada. Y si es justo, permanecerá en la gracia de Dios y será merecedor de la vida eterna.

 

7. El alma que tenga una verdadera Devoción por el Rosario, no morirá sin los sacramentos de la Iglesia.

8. Aquellos que recen fielmente el Santo Rosario tendrán en vida y muerte la Luz de Dios; y la plenitud de Su gracia. En la hora de la muerte participarán de los méritos de los Santos en el Paraíso.

 

9. Liberaré de Purgatorio a todos los que tengan el hábito de rezar el Santo Rosario.

 

10. Todos los que permanezcan como hijos fieles del Santo Rosario merecerán un alto grado de gloria en el Cielo.

 

11. Obtendréis todo lo que me pidáis con el rezo del Santo Rosario.

 

12. Todos los que propaguen el Santo Rosario recibirán mi ayuda en sus necesidades.

 

13. Para todos los devotos del Santo Rosario, he obtenido de  mi Santo Hijo, la intercesión de la Corte celestial, durante sus vidas y a la hora de su muerte.

 

14. Todos los que recen el Rosario son mis hijos, y a su vez hermanos de mi único hijo, Jesucristo.

 

15. La devoción del Santo Rosario es un signo de predestinación.

 

 

 

 

 

 

 

Text © Mother Teresa Center of the Missionaries of Charity

 

 

 

Mother Teresa Center

3835 National Avenue

San Diego, CA 92113

USA

-------------------------------------------------

mtc@motherteresa.org

www.motherteresacenter.org

 

♦Italiano   ♦English   ♦Español   ♦Français   ♦Português   ♦Deutsch  ♦中文

 

Mother Teresa Center

3835 National Avenue

San Diego, CA 92113

USA

-------------------------------------------------

mtc@motherteresa.org

www.motherteresacenter.org

 

♦Italiano   ♦English   ♦Español   ♦Français   ♦Português   ♦Deutsch  ♦中文