♦Acerca de Misioneras de la Caridad

 

♦La Familia Espiritual que fundó Madre Teresa

 

  Misionera de la Caridad- Rama de Hermanas Contemplativas

 

♦Historia

♦Objetivo

♦Apostolado

♦Requisitos

♦Información de Contacto

 

“Las hermanas vivirán de la Palabra de Dios en adoración Eucarística y contemplación, y proclamarán la Palabra al pueblo de Dios - y así, con María, Madre de la Iglesia, traer al Verbo hecho carne…habitar en los corazones de todos los hombres. Son un hermoso don de Dios para la Iglesia.” (Madre Teresa de Calcuta)

 

 

Las Hermanas Misioneras de la Caridad forman una familia religiosa internacional de derecho pontificio fundada por la Santa Teresa de Calcuta en 1950.

 

La Rama Contemplativa nació en la Fiesta del Sagrado Corazón, el 25 de Junio de 1976 en Nueva York. Este don completa necesidades ulteriores de la Iglesia y en el mundo de hoy, y es el fruto del amor especial de Dios por nosotros y nuestro crecimiento gradual en amor por Él

 

Los aspirantes para nuestro instituto deben tener 18 años de edad. Generalmente no se aceptan mujeres de más de 35 años.

 

 

 

 

HISTORY:

La Rama Contemplativa nació en la Fiesta del Sagrado Corazón,

el 25 de Junio de 1976 en Nueva York.

Este don completa necesidades ulteriores de la Iglesia y en el mundo de hoy,

y es el fruto del amor especial de Dios por nosotros

y nuestro crecimiento gradual en amor por Él.

 

AIM

The Society’s aim is to quench the infinite thirst of Jesus Christ on

the Cross for love and souls by the living of the four vows in a spirit of loving trust,

total surrender, and cheerfulness leading each one to the perfect love of God

and neighbor and making the Church fully present in the world of today.

 

Apostolado

 

Miembros de la rama contemplativa llevan una vida de oración

y contemplación, silencio, soledad, ayuno y penitencia.

 

- Amamos y adoramos a Jesús bajo las apariencias

del pan en el Santísimo Sacramento mediante:

 

-         Pasando largos ratos en adoración ante el Santísimo Sacramento:

Además de la Santa Misa diaria, tenemos todo el día adoración

Eucarística en las parroquias o capillas designadas con este propósito.

Cuando, por cualquier motivo esto no es posible, tenemos la adoración

en la capilla de nuestro convento a la que puede venir quien quiera.

 

-        Animando y compartiendo el crecimiento espiritual de otros:

Nosotras intentamos llevar la oración a las vidas de los pobres,

rezando con ellos y por ellos, así como ayudándoles personalmente

a experimentar el poder de la oración. Además de animar a la oración

personal y en familia, también les animamos a realizar meditaciones y

a llevar a cabo lecturas libros de oración con la Palabra de Dios y vidas de Santos.

 

Tenemos también casas de oración con una o dos habitaciones

para la gente o las Hermanas que quieran venir y rezar en

silencio y en soledad durante unos días.

 

Intentamos poner en contacto a obispos y sacerdotes de todo el mundo

en adopción espiritual con religiosos (“Intercesores Verónica”)

de varias congregaciones de todo el mundo, así como unir las casas

de las Misioneras de la Caridad con monasterios contemplativos de todo el mundo.

 

- Le servimos y amamos en el rostro afligido de los más pobres

 de entre los pobres yendo a ellos durante dos o tres horas

al día a proclamar la palabra de Dios mediante:

 

-         Nuestra presencia:

Vamos libremente de persona a persona valiéndonos de nosotras

mismas para proclamar la Buena Noticia de la ternura y el amor de Dios:

en las calles, en los hogares, en los parques, cárceles, hospitales,

guarderías, incluyendo nuestras casas de Hermanas de la rama Activa, etc.

Nosotras simplemente compartimos lo que rebosa de nuestro silencio contemplativo

y nuestra experiencia personal del amor de Dios.

“El camino contemplativo” es parte de nuestro apostolado.

De vez en cuando andamos por las calles en silencio y recogimiento,

rezando por todos, especialmente por todos aquellos cerca de los que pasamos,

permaneciendo siempre alertas para reconocerle, por si acaso,

en algún momento nos diera, a través de ellos un destello de Su presencia.

Estando siempre disponibles ha realizar para Él lo que necesita

que hagamos con todo el amor y la ternura de nuestros corazones.

 

-         Obras espirituales de misericordia:

Nosotras llamamos al arrepentimiento a los pecadores mediante

nuestro amor y respeto hacía ellos, porque estamos,

a través de nuestra preocupación por ellos, hablándoles

de la misericordia de Dios y de Su sed por ellos. Aconsejamos a

los que tienen dudas, escuchándoles con mucho amor

y hablándoles desde la verdad y con amor.

Sostenemos a los que son tentados con nuestras oraciones,

penitencias y amor comprensivo; así como a través de palabras esclarecedoras y de ánimo.

 

Entablamos amistad con las personas que no tienen amigos,

damos consuelo a los enfermos y a los afligidos a través de

nuestra preocupación por ellos, rezando por ellos y ayudándoles

a realizar cosas pequeñas que necesitan hacer y no pueden;

animándoles siempre a ofrecerle sus sufrimientos a Dios.

 

Intentamos llevar a María a las vidas de nuestra gente, de tal

manera que puedan experimentar su ternura maternal por ellos.

Nosotros les enseñamos y animamos a rezar el rosario.

Llevamos la devoción al Corazón de Jesús a cada corazón y

a cada casa que está abierta a Él.

 

Cuando no tenemos a nadie que pueda llevar la Sagrada Comunión

a los enfermos y a los ancianos, la llevamos nosotras.

Para aquellos que no tienen quien les prepare para

los Sacramentos o que les impartan enseñanzas religiosas,

nosotras hacemos lo necesario.

 

- Trabajos corporales de misericordia:

A lo largo de nuestro ministerio espiritual, si nos encontramos

con gente que no tiene ni las necesidades mínimas para vivir,

compartimos con ellos lo que tenemos o hacemos lo posible

por conseguirlo en el acto. Después les ponemos en contacto

con nuestras Hermanas o Hermanos de la rama Activa,

o con alguien que pueda ayudarles de una manera efectiva,

según la necesidad que tengan.

 

Al margen de dónde son enviados o qué hacen, la vida de una

Misionera de la Caridad está fundada en la oración, marcada

por la simplicidad y humildad del Evangelio, y caracterizada

por la total dependencia en la Divina Providencia para todas

las necesidades personales y las de los pobres.

 

Requisitos:

Las candidatas que aspiren a unirse a las Hermanas Misioneras d

e la Caridad Contemplativas deben tener las mismas cualidades

que aquellas que desean unirse a la Rama Activa, además:

 

- Un fuerte deseo de oración y contemplación y

una capacidad para el silencio y una vida de penitencia;

- Disponibilidad para ir a los más pobres de entre los pobres

para proclamar la palabra de Dios;

- Capacidad de vivir en Comunidad en paz y armonía con todos;

- Voluntad de entregar todo su ser a Dios y de vivir sólo para Él;

- Una mente abierta a la verdad y

capaz de recibir nuevos conocimientos.

 

Las candidatas son animadas a completar el bachillerato.

Aquellas interesadas serán invitadas a hacer una experiencia de

“Come and See” (Ven y Mira) durante dos semanas. Para más información,

contactar con la casa de hermanas más próxima.

 

Información de Contacto:

Para más información contactar:

 

 

ASIA/AUSTRALIA:

Missionaries of Charity

St. John’s Church

308 A.P.C. Road

Calcutta  700 009

INDIA

 

Las Americas:

Missionaries of Charity

1070 Union Avenue

Bronx, NY  10459

U.S.A.

 

Missionaries of Charity

3877 Boston Avenue

San Diego, CA  92113

U.S.A.

 

AFRICA/EUROPE:

Missionnaires de la Charité

Via Dragoncello, 68

00126 Acilia

Rome

ITALY

 

 

Hermanas Activas   ♦Hermanas Contemplativas

♦Hermanos Activos ♦Hermanos Contemplativo

♦Padres   ♦Movimiento Corpus Christi de sacerdotes

♦Cooperadores-trabajadores Enfermos y Sufrientesrs

♦Voluntarios de Madre Teresa

♦Laicos Misioneros de la Caridad

 

 

♦Estadísticas 2015

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Text © Mother Teresa Center of the Missionaries of Charity

 

Mother Teresa Center

3835 National Avenue

San Diego, CA 92113

USA

-------------------------------------------------

mtc@motherteresa.org

www.motherteresacenter.org

 

♦Italiano   ♦English   ♦Español   ♦Français   ♦Português   ♦Deutsch  ♦中文

 

 

♦Acerca de Misioneras de la Caridad

 

♦La Familia Espiritual que fundó Madre Teresa

 

  Misionera de la Caridad- Rama de Hermanas Contemplativas

 

♦Historia

♦Objetivo

♦Apostolado

♦Requisitos

♦Información de Contacto

 

“Las hermanas vivirán de la Palabra de Dios en adoración Eucarística y contemplación, y proclamarán la Palabra al pueblo de Dios - y así, con María, Madre de la Iglesia, traer al Verbo hecho carne…habitar en los corazones de todos los hombres. Son un hermoso don de Dios para la Iglesia.” (Madre Teresa de Calcuta)

 

 

Las Hermanas Misioneras de la Caridad forman una familia religiosa internacional de derecho pontificio fundada por la Santa Teresa de Calcuta en 1950.

 

La Rama Contemplativa nació en la Fiesta del Sagrado Corazón, el 25 de Junio de 1976 en Nueva York. Este don completa necesidades ulteriores de la Iglesia y en el mundo de hoy, y es el fruto del amor especial de Dios por nosotros y nuestro crecimiento gradual en amor por Él

 

Los aspirantes para nuestro instituto deben tener 18 años de edad. Generalmente no se aceptan mujeres de más de 35 años.

 

 

 

 

HISTORY:

La Rama Contemplativa nació en la Fiesta del Sagrado Corazón,

el 25 de Junio de 1976 en Nueva York.

Este don completa necesidades ulteriores de la Iglesia y en el mundo de hoy,

y es el fruto del amor especial de Dios por nosotros

y nuestro crecimiento gradual en amor por Él.

 

AIM

The Society’s aim is to quench the infinite thirst of Jesus Christ on

the Cross for love and souls by the living of the four vows in a spirit of loving trust,

total surrender, and cheerfulness leading each one to the perfect love of God

and neighbor and making the Church fully present in the world of today.

 

Apostolado

 

Miembros de la rama contemplativa llevan una vida de oración

y contemplación, silencio, soledad, ayuno y penitencia.

 

- Amamos y adoramos a Jesús bajo las apariencias

del pan en el Santísimo Sacramento mediante:

 

-         Pasando largos ratos en adoración ante el Santísimo Sacramento:

Además de la Santa Misa diaria, tenemos todo el día adoración

Eucarística en las parroquias o capillas designadas con este propósito.

Cuando, por cualquier motivo esto no es posible, tenemos la adoración

en la capilla de nuestro convento a la que puede venir quien quiera.

 

-        Animando y compartiendo el crecimiento espiritual de otros:

Nosotras intentamos llevar la oración a las vidas de los pobres,

rezando con ellos y por ellos, así como ayudándoles personalmente

a experimentar el poder de la oración. Además de animar a la oración

personal y en familia, también les animamos a realizar meditaciones y

a llevar a cabo lecturas libros de oración con la Palabra de Dios y vidas de Santos.

 

Tenemos también casas de oración con una o dos habitaciones

para la gente o las Hermanas que quieran venir y rezar en

silencio y en soledad durante unos días.

 

Intentamos poner en contacto a obispos y sacerdotes de todo el mundo

en adopción espiritual con religiosos (“Intercesores Verónica”)

de varias congregaciones de todo el mundo, así como unir las casas

de las Misioneras de la Caridad con monasterios contemplativos de todo el mundo.

 

- Le servimos y amamos en el rostro afligido de los más pobres

 de entre los pobres yendo a ellos durante dos o tres horas

al día a proclamar la palabra de Dios mediante:

 

-         Nuestra presencia:

Vamos libremente de persona a persona valiéndonos de nosotras

mismas para proclamar la Buena Noticia de la ternura y el amor de Dios:

en las calles, en los hogares, en los parques, cárceles, hospitales,

guarderías, incluyendo nuestras casas de Hermanas de la rama Activa, etc.

Nosotras simplemente compartimos lo que rebosa de nuestro silencio contemplativo

y nuestra experiencia personal del amor de Dios.

“El camino contemplativo” es parte de nuestro apostolado.

De vez en cuando andamos por las calles en silencio y recogimiento,

rezando por todos, especialmente por todos aquellos cerca de los que pasamos,

permaneciendo siempre alertas para reconocerle, por si acaso,

en algún momento nos diera, a través de ellos un destello de Su presencia.

Estando siempre disponibles ha realizar para Él lo que necesita

que hagamos con todo el amor y la ternura de nuestros corazones.

 

-         Obras espirituales de misericordia:

Nosotras llamamos al arrepentimiento a los pecadores mediante

nuestro amor y respeto hacía ellos, porque estamos,

a través de nuestra preocupación por ellos, hablándoles

de la misericordia de Dios y de Su sed por ellos. Aconsejamos a

los que tienen dudas, escuchándoles con mucho amor

y hablándoles desde la verdad y con amor.

Sostenemos a los que son tentados con nuestras oraciones,

penitencias y amor comprensivo; así como a través de palabras esclarecedoras y de ánimo.

 

Entablamos amistad con las personas que no tienen amigos,

damos consuelo a los enfermos y a los afligidos a través de

nuestra preocupación por ellos, rezando por ellos y ayudándoles

a realizar cosas pequeñas que necesitan hacer y no pueden;

animándoles siempre a ofrecerle sus sufrimientos a Dios.

 

Intentamos llevar a María a las vidas de nuestra gente, de tal

manera que puedan experimentar su ternura maternal por ellos.

Nosotros les enseñamos y animamos a rezar el rosario.

Llevamos la devoción al Corazón de Jesús a cada corazón y

a cada casa que está abierta a Él.

 

Cuando no tenemos a nadie que pueda llevar la Sagrada Comunión

a los enfermos y a los ancianos, la llevamos nosotras.

Para aquellos que no tienen quien les prepare para

los Sacramentos o que les impartan enseñanzas religiosas,

nosotras hacemos lo necesario.

 

- Trabajos corporales de misericordia:

A lo largo de nuestro ministerio espiritual, si nos encontramos

con gente que no tiene ni las necesidades mínimas para vivir,

compartimos con ellos lo que tenemos o hacemos lo posible

por conseguirlo en el acto. Después les ponemos en contacto

con nuestras Hermanas o Hermanos de la rama Activa,

o con alguien que pueda ayudarles de una manera efectiva,

según la necesidad que tengan.

 

Al margen de dónde son enviados o qué hacen, la vida de una

Misionera de la Caridad está fundada en la oración, marcada

por la simplicidad y humildad del Evangelio, y caracterizada

por la total dependencia en la Divina Providencia para todas

las necesidades personales y las de los pobres.

 

Requisitos:

Las candidatas que aspiren a unirse a las Hermanas Misioneras d

e la Caridad Contemplativas deben tener las mismas cualidades

que aquellas que desean unirse a la Rama Activa, además:

 

- Un fuerte deseo de oración y contemplación y

una capacidad para el silencio y una vida de penitencia;

- Disponibilidad para ir a los más pobres de entre los pobres

para proclamar la palabra de Dios;

- Capacidad de vivir en Comunidad en paz y armonía con todos;

- Voluntad de entregar todo su ser a Dios y de vivir sólo para Él;

- Una mente abierta a la verdad y

capaz de recibir nuevos conocimientos.

 

Las candidatas son animadas a completar el bachillerato.

Aquellas interesadas serán invitadas a hacer una experiencia de

“Come and See” (Ven y Mira) durante dos semanas. Para más información,

contactar con la casa de hermanas más próxima.

 

Información de Contacto:

Para más información contactar:

 

 

ASIA/AUSTRALIA:

Missionaries of Charity

St. John’s Church

308 A.P.C. Road

Calcutta  700 009

INDIA

 

Las Americas:

Missionaries of Charity

1070 Union Avenue

Bronx, NY  10459

U.S.A.

 

Missionaries of Charity

3877 Boston Avenue

San Diego, CA  92113

U.S.A.

 

AFRICA/EUROPE:

Missionnaires de la Charité

Via Dragoncello, 68

00126 Acilia

Rome

ITALY

 

 

Hermanas Activas   ♦Hermanas Contemplativas

♦Hermanos Activos ♦Hermanos Contemplativo

♦Padres   ♦Movimiento Corpus Christi de sacerdotes

♦Cooperadores-trabajadores Enfermos y Sufrientesrs

♦Voluntarios de Madre Teresa

♦Laicos Misioneros de la Caridad

 

 

♦Estadísticas 2015

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Text © Mother Teresa Center of the Missionaries of Charity

 

Mother Teresa Center

3835 National Avenue

San Diego, CA 92113

USA

-------------------------------------------------

mtc@motherteresa.org

www.motherteresacenter.org

 

♦Italiano   ♦English   ♦Español   ♦Français   ♦Português   ♦Deutsch  ♦中文