♦Oraciones

♦Meditaciones y Reflexiones:

La Virgen y el Santo Rosario

 

♦P. Benedict XVI on the Rosary

 

 

 

 

El rosario es un "arma" espiritual en la lucha contra el mal, contra toda violencia, por la paz en los corazones, en las familias, en la sociedad y en el mundo.

 

 

Aquí en Pompeya se entiende que el amor a Dios y el amor al prójimo son inseparables. Aquí el genuino pueblo cristiano, la gente que afronta la vida con sacrificio cada día, encuentra la fuerza para perseverar en el bien sin ceder a componendas. Aquí, a los pies de María, las familias encuentran o refuerzan la alegría del amor que las mantiene unidas. ...

Que este santuario y esta ciudad sigan siempre vinculados sobre todo a un don singular de María: la oración del rosario. Cuando, en el célebre cuadro de la Virgen de Pompeya, vemos a la Virgen Madre y al Niño Jesús que entregan los rosarios respectivamente a santa Catalina de Siena y a santo Domingo, comprendemos enseguida que esta oración nos conduce, a través de María, a Jesús, como nos enseñó también el querido Papa Juan Pablo II en la carta Rosarium Virginis Mariae, en la que se refiere explícitamente al beato Bartolo Longo y al carisma de Pompeya. ..... El rosario es un "arma" espiritual en la lucha contra el mal, contra toda violencia, por la paz en los corazones, en las familias, en la sociedad y en el mundo.

 

(At the shrine of Pompeii 20/10/2008)

 

 

 

 

 

 

El rosario es una oración contemplativa

 

El rosario es una oración contemplativa accesible a todos: grandes y pequeños, laicos y clérigos, cultos y poco instruidos. Es un vínculo espiritual con María para permanecer unidos a Jesús, para configurarse a él, asimilar sus sentimientos y comportarse como él se comportó. (At the shrine of Pompeii 20/10/2008)

 

The Rosary is a school of silent contemplation and has an intimate connection to the Word of God. Benedict XVI made this remark in Pompei while speaking to the faithful after an intense recitation of the Rosary. The falling repetition of the Hail Mary does not disturb interior silence, in fact, it requires it and encourages it. Silence flourishes amid the words and the phrases, like a sixth sense that transcends those words and also that speaks to the heart. This is the connection between the Rosary and Word of God: prayer is interwoven with elements of Scripture and, in order to be a contemplative prayer, it must emerge as a response to the Word, along the lines of the prayer of Mary. In the evening, Benedict XVI concluded his visit and returned to the Vatican.

(At Pompeii 20/10/2008)

 

 

 

 

 

 

Cuando lo rezamos, María nos ofrece su corazón y su mirada para contemplar la vida de su Hijo, Jesucristo.

 

Al venir en peregrinación aquí, a Lourdes, queremos entrar, siguiendo a Bernadette, en esta extraordinaria cercanía entre el cielo y la tierra que nunca ha faltado y que se consolida sin cesar. Hay que destacar que, durante las apariciones, Bernadette reza el Rosario bajo la mirada de María, que se une a ella en el momento de la doxología. Este hecho confirma en realidad el carácter profundamente teocéntrico de la oración del Rosario. Cuando rezamos el Rosario, María nos ofrece su corazón y su mirada para contemplar la vida de su Hijo, Jesucristo. Mi venerado Predecesor Juan Pablo II vino aquí, a Lourdes, en dos ocasiones. Sabemos cuánto se apoyaba su oración en la intercesión de la Virgen María, tanto en su vida como en su ministerio. Como muchos de sus Predecesores en la sede de Pedro, también él promovió vivamente la oración del Rosario; lo hizo, entre otras, de una forma muy singular, enriqueciendo el Santo Rosario con la meditación de los Misterios Luminosos. Están representados en los nuevos mosaicos de la fachada de la Basílica inaugurados el año pasado. Como con todos los acontecimientos de la vida de Cristo que Ella “conservaba meditándolos en su corazón” (cf. Lc 2,19), María nos hace comprender todas las etapas del ministerio público como parte integrante de la revelación de la gloria de Dios. Lourdes, tierra de luz, sigue siendo una escuela para aprender a rezar el Rosario, que inicia al discípulo de Jesús, bajo la mirada de su Madre, en un diálogo cordial y verdadero con su Maestro.

(At Lourdes 13/09/2008)

 

 

 

 

 

 

 

 

El Rosario es un medio dado por la Virgen para contemplar a Jesús.

 

Este primer domingo de octubre nos ofrece dos motivos de oración y de reflexión:  la memoria de la Bienaventurada Virgen María del Rosario, que se celebra precisamente hoy, y el compromiso misionero, al que está dedicado este mes de modo especial. La imagen tradicional de la Virgen del Rosario representa a María que con un brazo sostiene al Niño Jesús y con el otro presenta el rosario a santo Domingo. Esta significativa iconografía muestra que el rosario es un medio que nos ofrece la Virgen para contemplar a Jesús y, meditando su vida, amarlo y seguirlo cada vez con más fidelidad. Es la consigna que la Virgen dejó también en diversas apariciones. Pienso, de modo particular, en la de Fátima, acontecida hace 90 años. A los tres pastorcillos Lucía, Jacinta y Francisco, presentándose como "la Virgen del Rosario", les recomendó con insistencia rezar el rosario todos los días, para obtener el fin de la guerra. También nosotros queremos acoger la petición materna de la Virgen, comprometiéndonos a rezar con fe el rosario por la paz en las familias, en las naciones y en el mundo entero.

(At Vatican 07/10/2008)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Rosario es una oración contemplativa y cristocéntrica.

 

Hoy, primer día de octubre, quisiera reflexionar sobre dos aspectos que, en la comunidad eclesial, caracterizan este mes:  la oración del rosario y el compromiso en favor de las misiones. El próximo sábado, día 7, celebraremos la fiesta de la santísima Virgen del Rosario, y es como si, cada año, la Virgen nos invitara a redescubrir la belleza de esta oración, tan sencilla y tan profunda. El amado Juan Pablo II fue gran apóstol del rosario:  lo recordamos arrodillado, con el rosario entre las manos, sumergido en la contemplación de Cristo, como él mismo invitó a hacer con la carta apostólica Rosarium Virginis Mariae. El rosario es oración contemplativa y cristocéntrica, inseparable de la meditación de la sagrada Escritura. Es la oración del cristiano que avanza en la peregrinación de la fe, siguiendo a Jesús, precedido por María. Queridos hermanos y hermanas, quisiera invitaros a rezar el rosario durante este mes en familia, en las comunidades y en las parroquias por las intenciones del Papa, por la misión de la Iglesia y por la paz en el mundo.

(At Castel Gandolfo 01/10/2006)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Abandonarse en las manos de María, invocándola incesantemente con el Rosario.

 

Queridos amigos, como hemos oído en la catequesis, la cruz de Cristo nos hace comprender el significado auténtico del sufrimiento y del dolor. Uníos espiritualmente a Jesús crucificado y abandonaos con confianza en las manos de María, invocándola incesantemente con el rosario.

Está para terminar el mes de octubre, dedicado al santo rosario. Os invito a rezar con devoción esta plegaria tan arraigada en la tradición del pueblo cristiano. Oremos por las múltiples necesidades de la Iglesia y del mundo....

At the Vatican 26/10/2005

 

 

 

 

Reza el Santo Rosario

♦Misterios Gozoso

♦Misterios Luminosos

♦Misterios Dolorosos

♦Misterios Gloriosos

 

 

 

 

 

Text © Mother Teresa Center of the Missionaries of Charity

 

 

 

Mother Teresa Center

3835 National Avenue

San Diego, CA 92113

USA

-------------------------------------------------

mtc@motherteresa.org

www.motherteresacenter.org

 

♦Italiano   ♦English   ♦Español   ♦Français   ♦Português   ♦Deutsch  ♦中文

 

Mother Teresa Center

3835 National Avenue

San Diego, CA 92113

USA

-------------------------------------------------

mtc@motherteresa.org

www.motherteresacenter.org

 

♦Italiano   ♦English   ♦Español   ♦Français   ♦Português   ♦Deutsch  ♦中文