Pascua>>>

Novena a la Divina Misericordia  >>>

La Divina Misericordia>>>

 http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gif  Antecedentes  http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gif La Imagen a la Divina Misericordia  http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gif Santa Faustina Kowalska   http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gifLa Fiesta del la Divina Misericordia

http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gifNovena a la Divina Misericordia   http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gifLa Coronilla de la Divina Misericordia  http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gifIndulgencias   http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gifThe Promisses of Jesus

 http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gif La Hora de la Misericordia http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gifLos Últimos Tiempos 

http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gif Homilías del Santo Padre Juan Pablo II DOMINGO DE LA MISERICORDIA DIVINA & en la Misa de Canonización de Sor María Faustina Kowalska

"Urbi et Orbi" 2019>>>   

Regina Coeli del P. Francisco en Lunes de la Octava de Pascua 2019 . read>>>: 

HOMILÍA VIGILIA PASCUAL del Papa Francisco
2019 
. read>>>: 

 


Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma 2019  «La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios» (Rm 8,19) >>> 

Mensaje a los jóvenes 2019 >>>

Mensaje a los jóvenes Power Pointshow>>>

 

 

 

 

 

 

Por esto, queridos hermanos y hermanas, deseo orar con ustedes a Cristo en esta Cuaresma: " Fac cor nostrum secundum Cor tuum ": " Haz nuestro corazón semejante al tuyo " (Súplica de las Letanías al Sagrado Corazón de Jesús). De ese modo tendremos un corazón fuerte y misericordioso, vigilante y generoso, que no se deje encerrar en sí mismo y no caiga en el vértigo de la globalización de la indiferencia. ... Para superar la indiferencia y nuestras pretensiones de omnipotencia, quiero pedir a todos que este tiempo de Cuaresma se viva como un camino de formación del corazón, como dijo Benedicto XVI (Ct. enc. Deus caritas est , 31). Tener un corazón misericordioso no significa tener un corazón débil. Quien desea ser misericordioso necesita un corazón fuerte, firme, cerrado al tentador, pero abierto a Dios. Un corazón que se deje impregnar por el Espíritu y guiar por los caminos del amor que nos llevan a los hermanos y hermanas. En definitiva, un corazón pobre, que conoce sus propias pobrezas y lo da todo por el otro. - >>>> Pope Francisco

 

 

 

Via Crusis
que la Madre Teresa rezó casi todos los días  >>> 
Via Crusis en PowerPoint >>> 


Miércoles de Ceniza>>>


Ash Wednesday as a flash movie click here>>>

Comenzamos hoy el tiempo litúrgico de Cuaresma con el sugestivo rito de la imposición de la ceniza, a través del cual queremos asumir el compromiso de orientar nuestro corazón hacia el horizonte de la Gracia.  ... Se trata, por tanto, de poner en práctica una actitud de auténtica conversión a Dios —volver a él—, reconociendo su santidad, su poder, su grandeza. Esta conversión es posible porque Dios es rico en misericordia y grande en el amor. Su misericordia es una misericordia regeneradora, que crea en nosotros un corazón puro, renueva por dentro con espíritu firme, devolviéndonos la alegría de la salvación (cf. Sal 50, 14). Como dice el profeta, Dios no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva (cf. Ez 33, 11)....El período cuaresmal nos propone este ámbito litúrgico y penitencial: un camino de cuarenta días en el que podamos experimentar de manera eficaz el amor misericordioso de Dios. Hoy resuena para nosotros la llamada: «Convertíos a mí de todo corazón». Hoy somos nosotros quienes recibimos la llamada a convertir nuestro corazón a Dios, siempre conscientes de que no podemos realizar nuestra conversión sólo con nuestras fuerzas, porque es Dios quien nos convierte. Él nos sigue ofreciendo su perdón, invitándonos a volver a él para darnos un corazón nuevo, purificado del mal que lo oprime, para hacernos partícipes de su gozo. Nuestro mundo necesita ser convertido por Dios, necesita su perdón, su amor; necesita un corazón nuevo.El período cuaresmal nos propone este ámbito litúrgico y penitencial: un camino de cuarenta días en el que podamos experimentar de manera eficaz el amor misericordioso de Dios. Hoy resuena para nosotros la llamada: «Convertíos a mí de todo corazón». Hoy somos nosotros quienes recibimos la llamada a convertir nuestro corazón a Dios, siempre conscientes de que no podemos realizar nuestra conversión sólo con nuestras fuerzas, porque es Dios quien nos convierte. Él nos sigue ofreciendo su perdón, invitándonos a volver a él para darnos un corazón nuevo, purificado del mal que lo oprime, para hacernos partícipes de su gozo. Nuestro mundo necesita ser convertido por Dios, necesita su perdón, su amor; necesita un corazón nuevo.". -Pope Benedict XVI

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


I Semana de Cuaresma >>> 
Watch the Meditation as a flash movie: click here>>> 
Nos lo explica el Evangelio de este primer domingo, con el relato de las tentaciones de Jesús en el desierto. El evangelista san Lucas narra que Jesús, tras haber recibido el bautismo de Juan, "lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y, durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo" (Lc 4, 1-2). Es evidente la insistencia en que las tentaciones no fueron contratiempo, sino la consecuencia de la opción de Jesús de seguir la misión que le encomendó el Padre de vivir plenamente su realidad de Hijo amado, que confía plenamente en él. Cristo vino al mundo para liberarnos del pecado y de la fascinación ambigua de programar nuestra vida prescindiendo de Dios. Él no lo hizo con declaraciones altisonantes, sino luchando en primera persona contra el Tentador, hasta la cruz. Este ejemplo vale para todos: el mundo se mejora comenzando por nosotros mismos, cambiando, con la gracia de Dios, lo que no está bien en nuestra propia vida. De las tres tentaciones que Satanás plantea a Jesús, la primera tiene su origen en el hambre, es decir, en la necesidad material: "Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan". Pero Jesús responde con la Sagrada Escritura: "No sólo de pan vive el hombre" (Lc 4, 3-4; cf. Dt 8, 3). Después, el diablo muestra a Jesús todos los reinos de la tierra y dice: todo será tuyo si, postrándote, me adoras. Es el engaño del poder, que Jesús desenmascara y rechaza: "Al Señor, tu Dios adorarás, y a él solo darás culto" (cf. Lc 4, 5-8; Dt 6, 13). No adorar al poder, sino sólo a Dios, a la verdad, al amor. Por último, el Tentador propone a Jesús que realice un milagro espectacular: que se arroje desde los altos muros del Templo y deje que lo salven los ángeles, para que todos crean en él. Pero Jesús responde que no hay que tentar a Dios (cf. Dt 6, 16). No podemos "hacer experimentos" con la respuesta y la manifestación de Dios: debemos creer en él. No debemos hacer de Dios "materia" de "nuestro experimento". Citando nuevamente la Sagrada Escritura, Jesús antepone a los criterios humanos el único criterio auténtico: la obediencia, la conformidad con la voluntad de Dios, que es el fundamento de nuestro ser. También esta es una enseñanza fundamental para nosotros: si llevamos en la mente y en el corazón la Palabra de Dios, si entra en nuestra vida, si tenemos confianza en Dios, podemos rechazar todo tipo de engaños del Tentador. Además, de toda la narración surge claramente la imagen de Cristo como nuevo Adán, Hijo de Dios humilde y obediente al Padre, a diferencia de Adán y Eva, que en el jardín del Edén cedieron a las seducciones del espíritu del mal para ser inmortales, sin Dios. La Cuaresma es como un largo "retiro" durante el que debemos volver a entrar en nosotros mismos y escuchar la voz de Dios para vencer las tentaciones del Maligno y encontrar la verdad de nuestro ser. Podríamos decir que es un tiempo de "combate" espiritual que hay que librar juntamente con Jesús, sin orgullo ni presunción, sino más bien utilizando las armas de la fe, es decir, la oración, la escucha de la Palabra de Dios y la penitencia. De este modo podremos llegar a celebrar verdaderamente la Pascua, dispuestos a renovar las promesas de nuestro Bautismo. Que la Virgen María nos ayude para que, guiados por el Espíritu Santo, vivamos con alegría y con fruto este tiempo de gracia. Que interceda en particular por mí y por mis colaboradores de la Curia romana, que esta tarde comenzaremos los ejercicios espirituales.
P. Benedict VXI >>>


On this First Sunday of Lent, the Gospel of St Mark speaks of Jesus being led into the desert by the Holy Spirit, tempted by Satan and assisted by the angels. Let us pray that our Lenten journey will strengthen us in the struggle against all forms of temptation.  Let us invoke them frequently, so that they may sustain us in our commitment to follow Jesus to the point of identifying with him P. Benedict VXI >>>

 

 

 

 

 

 

 

 

 


II Semana de Cuaresma >>> 
  Watch the Meditation as a flash movie: click here >>> 

La Transfiguración de Jesús fue esencialmente una experiencia de oración (cf. Lc 9, 28-29). En efecto, la oración alcanza su culmen, y por tanto se convierte en fuente de luz interior, cuando el espíritu del hombre se adhiere al de Dios y sus voluntades se funden como formando una sola cosa. Cuando Jesús subió al monte, se sumergió en la contemplación del designio de amor del Padre, que lo había mandado al mundo para salvar a la humanidad. Junto a Jesús aparecieron Elías y Moisés, para significar que las Sagradas Escrituras concordaban en anunciar el misterio de su Pascua, es decir, que Cristo debía sufrir y morir para entrar en su gloria (cf. Lc 24, 26. 46). En aquel momento Jesús vio perfilarse ante él la cruz, el extremo sacrificio necesario para liberarnos del dominio del pecado y de la muerte. Y en su corazón, una vez más, repitió su "Amén". Dijo "sí", "heme aquí", "hágase, oh Padre, tu voluntad de amor". Y, como había sucedido después del bautismo en el Jordán, llegaron del cielo los signos de la complacencia de Dios Padre: la luz, que transfiguró a Cristo, y la voz que lo proclamó "Hijo amado" (Mc 9, 7). P. Benedict VXI

The Transfiguration of Jesus was essentially an experience of prayer (cf. Lk 9: 28-29). Indeed, prayer reaches its culmination and thus becomes a source of inner light when the spirit of the human being adheres to that of God and their respective wills merge, as it were, to become a whole .I urge you to find in this Lenten Season  prolonged moments of silence, possibly in retreat, in order to review your own lives in the light of the loving plan of the heavenly Father. Let yourselves be guided in this more intense listening to God by the Virgin Mary, a teacher and model of prayer.  To listen to Christ, like Mary. To listen to him in the word, preserved in Sacred Scripture. To listen to him in the very events of our lives, trying to read in them the messages of providence. To listen to him, finally, in our brothers, especially in the little ones and the poor, for whom Jesus himself asked our concrete love. To listen to Christ and to obey his voice. This is the only way that leads to joy and love." Even in the thick darkness of Christ's Passion, she did not lose the light of her divine Son but rather treasured it in her heart. P. Benedict VXI

 

 

 

 

 

 

 

 

 

III Semana de Cuaresma>>>

La liturgia de este tercer domingo de Cuaresma nos presenta el tema de la conversión. En la primera lectura, tomada del Libro del Éxodo, Moisés, mientras pastorea su rebaño, ve una zarza ardiente, que no se consume. Se acerca para observar este prodigio, y una voz lo llama por su nombre e, invitándolo a tomar conciencia de su indignidad, le ordena que se quite las sandalias, porque ese lugar es santo. "Yo soy el Dios de tu padre —le dice la voz— el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob"; y añade: "Yo soy el que soy" (Ex 3, 6.14). Dios se manifiesta de distintos modos también en la vida de cada uno de nosotros. Para poder reconocer su presencia, sin embargo, es necesario que nos acerquemos a él conscientes de nuestra miseria y con profundo respeto. De lo contrario, somos incapaces de encontrarlo y de entrar en comunión con él. Como escribe el Apóstol san Pablo, también este hecho fue escrito para escarmiento nuestro: nos recuerda que Dios no se revela a los que están llenos de suficiencia y ligereza, sino a quien es pobre y humilde ante él. En el pasaje del Evangelio de hoy, Jesús es interpelado acerca de algunos hechos luctuosos: el asesinato, dentro del templo, de algunos galileos por orden de Poncio Pilato y la caída de una torre sobre algunos transeúntes (cf. Lc 13, 1-5). Frente a la fácil conclusión de considerar el mal como un efecto del castigo divino, Jesús presenta la imagen verdadera de Dios, que es bueno y no puede querer el mal, y poniendo en guardia sobre el hecho de pensar que las desventuras sean el efecto inmediato de las culpas personales de quien las sufre, afirma: "¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que todos los demás galileos, porque han padecido estas cosas? No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo" (Lc 13, 2-3). Jesús invita a hacer una lectura distinta de esos hechos, situándolos en la perspectiva de la conversión: las desventuras, los acontecimientos luctuosos, no deben suscitar en nosotros curiosidad o la búsqueda de presuntos culpables, sino que deben representar una ocasión para reflexionar, para vencer la ilusión de poder vivir sin Dios, y para fortalecer, con la ayuda del Señor, el compromiso de cambiar de vida. Frente al pecado, Dios se revela lleno de misericordia y no deja de exhortar a los pecadores para que eviten el mal, crezcan en su amor y ayuden concretamente al prójimo en situación de necesidad, para que vivan la alegría de la gracia y no vayan al encuentro de la muerte eterna. Pero la posibilidad de conversión exige que aprendamos a leer los hechos de la vida en la perspectiva de la fe, es decir, animados por el santo temor de Dios. En presencia de sufrimientos y lutos, la verdadera sabiduría es dejarse interpelar por la precariedad de la existencia y leer la historia humana con los ojos de Dios, el cual, queriendo siempre y solamente el bien de sus hijos, por un designio inescrutable de su amor, a veces permite que se vean probados por el dolor para llevarles a un bien más grande. Queridos amigos, recemos a María santísima, que nos acompaña en el itinerario cuaresmal, a fin de que ayude a cada cristiano a volver al Señor de todo corazón. Que sostenga nuestra decisión firme de renunciar al mal y de aceptar con fe la voluntad de Dios en nuestra vida. P. Benedict VXI

 

 

*

3rd Week of Lent click here>>>

 

Watch the Meditation as a flash movie>>>part 1 >>>part 2 The question that Jesus puts to the Samaritan woman: “Give me a drink” (Jn 4: 7), is presented to us in the liturgy of the third Sunday; it expresses the passion of God for every man and woman, and wishes to awaken in our hearts the desire for the gift of “a spring of water within, welling up for eternal life” (Jn 4: 14): this is the gift of the Holy Spirit, who transforms Christians into “true worshipers,” capable of praying to the Father “in spirit and truth” (Jn 4: 23). Only this water can extinguish our thirst for goodness, truth and beauty! Only this water, given to us by the Son, can irrigate the deserts of our restless and unsatisfied soul, until it “finds rest in God”, as per the famous words of St. Augustine.  P. Benedict VXI

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


IV Semana de Cuaresma>>>

En este cuarto domingo de Cuaresma se proclama el Evangelio del padre y de los dos hijos, más conocido como parábola del "hijo pródigo" (Lc15,11-32). Este pasaje de san Lucas constituye una cima de la espiritualidad y de la literatura de todos los tiempos. En efecto, ¿qué serían nuestra cultura, el arte, y más en general nuestra civilización, sin esta revelación de un Dios Padre lleno de misericordia? No deja nunca de conmovernos, y cada vez que la escuchamos o la leemos tiene la capacidad de sugerirnos significados siempre nuevos. Este texto evangélico tiene, sobre todo, el poder de hablarnos de Dios, de darnos a conocer su rostro, mejor aún, su corazón. Desde que Jesús nos habló del Padre misericordioso, las cosas ya no son como antes; ahora conocemos a Dios: es nuestro Padre, que por amor nos ha creado libres y dotados de conciencia, que sufre si nos perdemos y que hace fiesta si regresamos. Por esto, la relación con él se construye a través de una historia, como le sucede a todo hijo con sus padres: al inicio depende de ellos; después reivindica su propia autonomía; y por último —si se da un desarrollo positivo— llega a una relación madura, basada en el agradecimiento y en el amor auténtico. En estas etapas podemos ver también momentos del camino del hombre en la relación con Dios. Puede haber una fase que es como la infancia: una religión impulsada por la necesidad, por la dependencia. A medida que el hombre crece y se emancipa, quiere liberarse de esta sumisión y llegar a ser libre, adulto, capaz de regularse por sí mismo y de hacer sus propias opciones de manera autónoma, pensando incluso que puede prescindir de Dios. Esta fase es muy delicada: puede llevar al ateísmo, pero con frecuencia esto esconde también la exigencia de descubrir el auténtico rostro de Dios. Por suerte para nosotros, Dios siempre es fiel y, aunque nos alejemos y nos perdamos, no deja de seguirnos con su amor, perdonando nuestros errores y hablando interiormente a nuestra conciencia para volvernos a atraer hacia sí. En la parábola los dos hijos se comportan de manera opuesta: el menor se va y cae cada vez más bajo, mientras que el mayor se queda en casa, pero también él tiene una relación inmadura con el Padre; de hecho, cuando regresa su hermano, el mayor no se muestra feliz como el Padre; más aún, se irrita y no quiere volver a entrar en la casa. Los dos hijos representan dos modos inmaduros de relacionarse con Dios: la rebelión y una obediencia infantil. Ambas formas se superan a través de la experiencia de la misericordia. Sólo experimentando el perdón, reconociendo que somos amados con un amor gratuito, mayor que nuestra miseria, pero también que nuestra justicia, entramos por fin en una relación verdaderamente filial y libre con Dios. Queridos amigos, meditemos esta parábola. Identifiquémonos con los dos hijos y, sobre todo, contemplemos el corazón del Padre. Arrojémonos en sus brazos y dejémonos regenerar por su amor misericordioso. Que nos ayude en esto la Virgen María, Mater misericordiae. P. Benedict VXI

 

 

 

4th Week of Lent click here>>>



Watch the Meditation as a flash movie  click here>>>

The Sunday of the man born blind presents Christ as the light of the world. The Gospel confronts each one of us with the question: “Do you believe in the Son of man?” “Lord, I believe!” (Jn 9: 35. 38), the man born blind joyfully exclaims, giving voice to all believers. The miracle of this healing is a sign that Christ wants not only to give us sight, but also open our interior vision, so that our faith may become ever deeper and we may recognize him as our only Savior. He illuminates all that is dark in life and leads men and women to live as “children of the light”.  P. Benedict VXI


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

V Semana de Cuaresma>>>
Watch the Meditation as a flash movie click here>>>

 

5th Week of Lent click here>>>

Hemos llegado al quinto domingo de Cuaresma, en el que la liturgia nos propone, este año, el episodio evangélico de Jesús que salva a una mujer adúltera de la condena a muerte (Jn 8, 1-11). Mientras está enseñando en el Templo, los escribas y los fariseos llevan ante Jesús a una mujer sorprendida en adulterio, para la cual la ley de Moisés preveía la lapidación. Esos hombres piden a Jesús que juzgue a la pecadora con la finalidad de "ponerlo a prueba" y de impulsarlo a dar un paso en falso. La escena está cargada de dramatismo: de las palabras de Jesús depende la vida de esa persona, pero también su propia vida. De hecho, los acusadores hipócritas fingen confiarle el juicio, mientras que en realidad es precisamente a él a quien quieren acusar y juzgar. Jesús, en cambio, está "lleno de gracia y de verdad" (Jn 1, 14): él sabe lo que hay en el corazón de cada hombre, quiere condenar el pecado, pero salvar al pecador, y desenmascarar la hipocresía.

El evangelista san Juan pone de relieve un detalle: mientras los acusadores lo interrogan con insistencia, Jesús se inclina y se pone a escribir con el dedo en el suelo. San Agustín observa que el gesto muestra a Cristo como el legislador divino: en efecto, Dios escribió la ley con su dedo en las tablas de piedra (cf. Comentario al Evangelio de Juan, 33, 5). Jesús, por tanto, es el Legislador, es la Justicia en persona. Y ¿cuál es su sentencia? "Aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra". Estas palabras están llenas de la fuerza de la verdad, que desarma, que derriba el muro de la hipocresía y abre las conciencias a una justicia mayor, la del amor, en la que consiste el cumplimiento pleno de todo precepto (cf. Rm 13, 8-10). Es la justicia que salvó también a Saulo de Tarso, transformándolo en san Pablo (cf. Flp 3, 8-14). Cuando los acusadores "se fueron retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos", Jesús, absolviendo a la mujer de su pecado, la introduce en una nueva vida, orientada al bien: "Tampoco yo te condeno; vete y en adelante no peques más". Es la misma gracia que hará decir al Apóstol: "Una cosa hago: olvido lo que dejé detrás y me lanzo a lo que está por delante, corriendo hacia la meta, para alcanzar el premio al que Dios me llama desde lo alto en Cristo Jesús" (Flp 3, 13-14). Dios sólo desea para nosotros el bien y la vida; se ocupa de la salud de nuestra alma por medio de sus ministros, liberándonos del mal con el sacramento de la Reconciliación, a fin de que nadie se pierda, sino que todos puedan convertirse. ... deseo exhortar a los pastores a imitar al santo cura de Ars en el ministerio del perdón sacramental, para que los fieles vuelvan a descubrir su significado y belleza, y sean sanados nuevamente por el amor misericordioso de Dios, que "lo lleva incluso a olvidar voluntariamente el pecado, con tal de perdonarnos" (Carta para la convocatoria del Año sacerdotal). Queridos amigos, aprendamos del Señor Jesús a no juzgar y a no condenar al prójimo. Aprendamos a ser intransigentes con el pecado —¡comenzando por el nuestro!— e indulgentes con las personas. Que nos ayude en esto la santa Madre de Dios, que, exenta de toda culpa, es mediadora de gracia para todo pecador arrepentido.  P. Benedict VXI

Fifth Sunday, "Sir", they said to him, " we wish to see Jesus". Philip in turn went to Andrew, one of the first Apostles very close to the Lord and who also had a Greek name, and they both went and "told Jesus" (cf. Jn 12: 20-21). In the request of these anonymous Greeks we can interpret the thirst to see and to know Christ which is in every person's heart; and Jesus' answer orients us to the mystery of Easter, the glorious manifestation of his saving mission. "The hour has come", he declared, "for the Son of man to be glorified (Jn 12: 23). Yes! The hour of the glorification of the Son of man is at hand, but it will entail the sorrowful passage through his Passion and death on the Cross. Indeed the divine plan of salvation which is for everyone, Jews and Gentiles alike will only be brought about in this manner. Actually, everyone is invited to be a member of the one people of the new and definitive Covenant. In this light, we also understand the solemn proclamation with which the Gospel passage ends: "and I, when I am lifted up from the earth, will draw all men to myself" (Jn 12: 32), and likewise the Evangelist's comment: "He said this to show by what death he was to die" (Jn 12: 33). The Cross: the height loftiness of love is the loftiness of Jesus and he attracts all to these heights. Very appropriately, the liturgy brings us to meditate on this text of John's Gospel today, on this Fifth Sunday of Lent, while the days of the Lord's Passion draw near in which we will immerse ourselves spiritually as from next Sunday which is called, precisely, Palm Sunday and the Sunday of the Lord's Passion. It is as if the Church were encouraging us to share Jesus' state of mind, desiring to prepare us to relive the mystery of his Crucifixion, death and Resurrection not as foreign spectators but on the contrary as protagonists, involved together with him in his mystery of the Cross and the Resurrection. .  P. Benedict VXI

 

 

 

*

5th Week of Lent click here>>>


Watch the Meditation>>>

On the fifth Sunday, when the resurrection of Lazarus is proclaimed, we are faced with the ultimate mystery of our existence: “I am the resurrection and the life… Do you believe this?” (Jn 11: 25-26). For the Christian community, it is the moment to place with sincerity – together with Martha – all of our hopes in Jesus of Nazareth: “Yes, Lord, I believe that you are the Christ, the Son of God, the one who was to come into this world” (Jn 11: 27). Communion with Christ in this life prepares us to overcome the barrier of death, so that we may live eternally with him. Faith in the resurrection of the dead and hope in eternal life open our eyes to the ultimate meaning of our existence: God created men and women for resurrection and life, and this truth gives an authentic and definitive meaning to human history, to the personal and social lives of men and women, to culture, politics and the economy. Without the light of faith, the entire universe finishes shut within a tomb devoid of any future, any hope.  P. Benedict VXI


_________________________________________

 


 

 

 

 

Semana Santa

Domingo de Ramos y de la Pasión del Señor, Jueves Santo , Viernes Santo Sábado Santo

 

 

 

 

 

 

Domingo de Ramos y de la Pasión del Señor>>>
Meditaciones con imágenes>>>

The Lenten journey finds its fulfillment in the Paschal Triduum, especially in the Great Vigil of the Holy Night: renewing our baptismal promises, we reaffirm that Christ is the Lord of our life, that life which God bestowed upon us when we were reborn of “water and Holy Spirit”, and we profess again our firm commitment to respond to the action of the Grace in order to be his disciples.  P. Benedict VXI

 

 

 

Jueves Santo>>>
Meditaciones con imágenes>>>

In Christ, God revealed himself as Love (cf. 1Jn 4: 7-10). The Cross of Christ, the “word of the Cross”, manifests God’s saving power (cf. 1Cor 1: 18), that is given to raise men and women anew and bring them salvation: it is love in its most extreme form (cf. Encyclical Deus caritas est, n. 12) P. Benedict VXI

 

 

 

 

Viernes Santo >>>
Novena a la Divina Misericordia>>>

La Divina Misericordia>>>

 

 

 

 

 

 

 

Sábado Santo>>>

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pascua>>>La Divina Misericordia>>>

 

 

 

  Easter Divine Mercy Pentecost

 

Easter: click here>>>

 

 

 

Noven to the Holy Spirit : click here>>>

Fruits of Holy Spirit : click here>>>

Pentecost : click here>>>

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Novena a la Divina Misericordia  click here>>> Pascua>>>La Divina Misericordia>>>

 


 

2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017, 2018,

 

2018

 

Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma 2018 >>> 

Mensaje a los jóvenes 2018 >>>

DOMINGO DE RAMOS  25 de marzo de 2018

Santa Misa y procesión 

JUEVES SANTO 29 de marzo de 2018

Santa Misa crismal 
Santa Misa "in Coena Domini"

SÁBADO SANTO 31 de marzo de 2018

Vigilia pascual 

MIÉRCOLES SANTO  28 de marzo de 2018

Audiencia general

VIERNES SANTO m 30 de marzo de 2018

Pasión del Señor 
Vía Crucis en el Coliseo 

 

 

 

 

2017

 

Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma 2017 >>> 

Mensaje a los jóvenes 2017 >>>

DOMINGO DE RAMOS  9 de abril de 2017

Santa Misa y procesión 

JUEVES SANTO 13 de abril de 2017

Santa Misa crismal 
Santa Misa "in Coena Domini" 

SÁBADO SANTO 15 de abril de 2017

Vigilia pascual 

MIÉRCOLES SANTO  12 de abril de 2017

Audiencia general 

VIERNES SANTO 14 de marzo de 2017

Pasión del Señor
Vía Crucis en el Coliseo 

 

 

 

 

2016

 

Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma 2016 )>>> 

Mensaje a los jóvenes 2016 >>>

DOMINGO DE RAMOS  20 de marzo de 2016

Santa Misa y procesión 

JUEVES SANTO 24 de marzo de 2016

Santa Misa crismal 
Santa Misa "in Coena Domini"  

SÁBADO SANTO 26 de marzo de 2016

Vigilia pascual

MIÉRCOLES SANTO  23 de marzo de 2016

Audiencia general

VIERNES SANTO 25 de marzo de 2016

Pasión del Señor 
Vía Crucis en el Coliseo

 

 

 

 

2015

Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma 2015 «Fortalezcan sus corazones» ( St 5,8) Cuaresma se viva como un camino de formación del corazón, como dijo Benedicto XVI (Ct. enc. Deus caritas est , 31). (cf. 1 Cor 13, 13)>>> 

Mensaje a los jóvenes 2015 >>>

DOMINGO DE RAMOS  29 de marzo de 2015

Santa Misa y procesión 

JUEVES SANTO 2 de abril de 2015

Santa Misa crismal 
Santa Misa "in Coena Domini"

SÁBADO SANTO 4 de abril de 2015

Vigilia pascual 

MIÉRCOLES SANTO  1 de abril de 2015

Audiencia general 

VIERNES SANTO 3 de abril de 2015

Pasión del Señor 
Vía Crucis en el Coliseo 

 

 

2014

Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma 2014 «... (cf. 1 Cor 13, 13)>>> 

Mensaje a los jóvenes 2014 >>>

 

 

2013

Mensaje del Santo Padre Benedicto XVI para la Cuaresma 2013 «Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras» (Hb 10, 24).
La Cuaresma nos ofrece una vez más la oportunidad de reflexionar sobre el corazón de la vida cristiana: la caridad. ... . Tudo inicia do acolhimento humilde da fé («saber-se amado por Deus»), mas deve chegar à verdade da caridade («saber amar a Deus e ao próximo»), que permanece para sempre, como coroamento de todas as virtudes (cf. 1 Cor 13, 13). 

Mensaje a los jóvenes Power Pointshow">>>

"Urbi et Orbi" 2013>>>   

Regina Coeli del P. Francisco en Lunes de la Octava de Pascua 2013 . read>>>: 

HOMILÍA VIGILIA PASCUAL del Papa Francisco
2013 
. read>>>: 

Holy Father's HOMILÍA del Papa Francisco jueves santo
2013 
. read>>>: 

Holy Father's HOMILÍA del Papa Francisco Jueves SantoSanta Misa Crismal 2013 . read>>>: 

HOMILÍA del Papa Francisco Domingo delos Palmes 2013 . read>>>: 

HOMILÍA Viernes Santo 2013 read>>> 

XXVIII Jornada Mundial de la Juventud read>>> 

 

 

2012

Mensaje del Santo Padre Benedicto XVI para la Cuaresma 2012 «Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras» (Hb 10, 24).
La Cuaresma nos ofrece una vez más la oportunidad de reflexionar sobre el corazón de la vida cristiana: la caridad. ... Nunca debemos ser incapaces de “tener misericordia” para con quien sufre; nuestras cosas y nuestros problemas nunca deben absorber nuestro corazón hasta el punto de hacernos sordos al grito del pobre  more: 

Mensaje a los jóvenes Power Pointshow">>>

VIGILIA PASCUAL EN LA NOCHE SANTA- HOMILÍA DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI>>> 

"Urbi et Orbi" Message>>>   

 

 

 

2011

Mensaje del Santo Padre Benedicto XVI para la Cuaresma 2011 «Con Cristo sois sepultados en el Bautismo, con él también habéis resucitado» (cf. Col 2, 12)  more: 

 

 

2010

Mensaje del Santo Padre Benedicto XVI para la Cuaresma 2010 « La justicia de Dios se ha manifestado por la fe en Jesucristo » (cf. Rm 3,21-22)  more: 

 

 

2009

Mensaje del Santo Padre Benedicto XVI para la Cuaresma 2009 “Jesús, después de hacer un ayuno durante cuarenta días y cuarenta noches, al fin sintió hambre ” (Mt 4,2) more: 

 

2008

Mensaje del Santo Padre Benedicto XVI para la Cuaresma 2008 “Nuestro Señor Jesucristo, siendo rico, por vosotros se hizo pobre ” (2Cor 8,9)  more: 

 

 

2007

Mensaje del Santo Padre Benedicto XVI para la Cuaresma 2007

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Novena a la Divina Misericordia  click here>>> Pascua>>>La Divina Misericordia>>>

La Divina Misericordia>>>

 http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gif  Antecedentes  http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gif La Imagen a la Divina Misericordia  http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gif Santa Faustina Kowalska.   http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gifLa Fiesta del la Divina Misericordia .http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gifNovena a la Divina Misericordia .. http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gifLa Coronilla de la Divina Misericordia . http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gifIndulgencias  . http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gifThe Promisses of Jesus. . http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gif La Hora de la Misericordia http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gifLos Últimos Tiempos . http://www.motherteresa.org/divine_M/D_M/images/quad-rosso.gif Homilías del Santo Padre Juan Pablo II DOMINGO DE LA MISERICORDIA DIVINA & en la Misa de Canonización de Sor María Faustina Kowalska