Feliz y Santo Año nuevo

Felice e Santo Anno Nuovo

El Señor habló a Moisés:
Di a Aarón y a sus hijos: Esta es la
fórmula con que bendeciréis a los israelitas:
El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor;
el Señor se fije en ti y te conceda la paz.
Así invocarán mi nombre sobre los israelitas y yo los bendeciré. (Nm 6:22-27)

Feliz y Santo Año nuevo 
Que el Año Nuevo sea para cada uno de ustedes un año de oración, de más
unión con Dios y una profunda y alegre caridad. ( Santa Madre Teresa de Calcuta)

Padre, Fuente de luz en cada época, la Virgen concibió y dio a luz a Tu Hijo que es llamado
el Dios Maravilloso, Príncipe de la Paz. Que su oración, el regalo de amor de una madre,
sea la alegría de Tu gente a través de los años. Que su respuesta, nacida de un corazón humilde,
mueva a nuestro Espíritu a descansar en tu gente.

Les deseamos un Año Nuevo lleno de la gracia y bendición de Dios.
Un Año de verdadera paz que viene del amor y cuidado, y del respeto de los
derechos de cada ser humano, incluso los niños no nacidos. (Santa Madre Teresa de Calcuta)

Hagamos una fuerte resolución este que apenas empezó, de que haremos sentir a cada niño que es deseado y amado.
Jesús dijo, “Cualquier cosa que hiciste con alguno de mis pequeños hermanos, a mí me lo hiciste”
Cualquier cosa que hacemos a cada niño - no nacido y nacido – a El se lo hacemos. (Santa. Madre Teresa de Calcuta)
Amor, Paz, Alegría y Unidad son el regalo  para  Jesús en Navidad.
Mi oración por ustedes es que hagan de su familia – Bendiciones de Dios para el Año Nuevo,
en el Corazón de Jesús a través de Maria.
Que las Bendiciones de Dios estén con ustedes todo el Año Nuevo.  (Santa Madre Teresa de Calcuta)

Mensaje para la jornada mundial de la paz 2017

Muchas veces la no violencia se entiende como rendición,
desinterés y pasividad,
pero en realidad no es así.
Cuando la Madre Teresa recibió el premio Nobel de la Paz, en 1979,
declaró claramente su mensaje de la no violencia activa:
«En nuestras familias no tenemos necesidad de bombas y armas,
de destruir para traer la paz, sino de vivir unidos,
amándonos unos a otros […].
Y entonces seremos capaces de superar todo el mal que hay en el mundo».