Mother Teresa Center

524 West Calle Primera,

Suite #1005N

San Ysidro CA 92173

USA

-------------------------------------------------

mtc@motherteresa.org

www.motherteresacenter.org

 

♦Italiano   ♦English   ♦Español   ♦Français   ♦Português   ♦Deutsch

 

﷯Acerca de Madre Teresa de Calcuta ﷯Beatificación﷯ EL PODER DEL AMOR DE DIOS: UN MILAGRO OBTENIDO POR INTERCESIÓN DE LA SIERVA DE DIOS MADRE TERESA DE CALCUTA Ó Postulación de la Causa de Beatificación y Canonización de Madre Teresa de Calcuta Curación de la LOES Introducción Un milagro es una intervención de Dios que va por encima y más allá de las leyes de la naturaleza. En una causa de beatificación y canonización, un milagro concedido por Dios mediante la intercesión de un Siervo de Dios o un Beato es la confirmación divina de la santidad y del poder de intercesión de esa persona. Es también una señal de la aprobación por parte de Dios del juicio dado por la Iglesia sobre la aptitud para la beatificación o la canonización. Para la beatificación debe ser reconocido por la Iglesia que un milagro auténtico ha sido obtenido mediante la intercesión del Siervo de Dios, excepto en el caso de los mártires, que pueden ser beatificados sin necesidad de milagro. Se requiere además, para proceder a la canonización de aquellos ya beatificados, tanto mártires como confesores, un milagro realizado después de la beatificación. En las causas de beatificación y canonización, el milagro presentado se refiere generalmente a una curación de tipo físico. Esto es así por el hecho de que es posible documentar el estado de la persona enferma antes y después de la curación. Antes de recibir la aprobación oficial, cualquier posible milagro es sometido a investigación por un tribunal eclesiástico. El Postulador de la Causa presenta al obispo diocesano una breve relación sobre el milagro propuesto así como los documentos relevantes sobre el mismo. El obispo pide una opinión preliminar de uno o dos expertos (generalmente médicos). Si la opinión es favorable, inicia la Investigación Diócesana oficial con el propósito de reunir todas las pruebas posibles, de testigos y de documentos, tanto a favor como en contra del posible milagro. En el caso de una curación física, se implica a la autoridad médica competente mediante el interrogatorio de los testigos y el examen de los documentos. Los médicos, especialmente los que han tratado el caso, son llamados a testificar. Si la persona que ha sido objeto de la curación vive todavía, es examinada por dos médicos para establecer si la curación ha sido definitiva. Después que la Investigación Diocesana ha sido completada, todas las pruebas son enviadas a la Congregación para las Causas de los Santos (CCS) en Roma. Se prepara un estudio, llamado Summarium, sobre el milagro propuesto, que contiene la exposición de las conclusiones de la Investigación Diocesana y toda la documentación. La CCS nombra dos expertos medicos que, independientemente uno del otro, llevan a cabo un estudio en profundidad de todos los aspectos del caso. Si al menos uno de los dos da un juicio positivo sobre el valor de la pretendida curación, el caso puede continuar su itinerario. Las conclusiones escritas de los dos expertos médicos se entregan entonces a otros tres expertos médicos para su estudio y evaluación. Estos cinco expertos médicos se reúnen, después del estudio individual de las pruebas, para discutir y votar sobre el caso. Desde el punto de vista médico, han de verificarse los siguientes puntos: 1. que la curación haya sido instantánea, 2. que haya sido completa, 3. que haya sido permanente, 4. que sea científicamente inexplicable. Si al menos tres de los cinco expertos médicos afirman que los anteriormente indicados aspectos han sido verificados, entonces se prepara la “Positio sobre el Milagro” y se presenta a la Reunión de los teólogos expertos de la CCS. Su misión es la de verificar que la curación pueda ser atribuída a la intercesión del Siervo de Dios. Si la mayoría de estos expertos declara que éste es el caso, la Positio es presentada a los Cardenales y Obispos miembros de la CCS. Si su juicio es afirmativo, entonces se presenta una relación completa de estos exámenes al Papa para su aprobación definitiva. La aprobación por parte del Papa de un milagro abre el camino para la beatificación, una ceremonia en la que el Santo Padre permite que el Siervo de Dios sea venerado en la iglesia local como uno de los Beatos de la Iglesia. Esta veneración incluye un día dedicado a honrar el Beato (como el “día de su fiesta”) mediante una Misa especial y una oración aprobada para su uso público en la Iglesia. Al dar honor público a los Santos y Beatos (de forma distinta del culto y adoración que se debe solo a Dios), la Iglesia glorifica a Dios, cuya verdad, belleza y bondad ellos reflejan. Venerar a los Santos y Beatos como amigos de Dios profundiza nuestra amistad y comunión con ellos y con Dios, a quien ellos nos conducen a través de su Hijo Jesucristo en el Espíritu Santo.

Mother Teresa Center

524 West Calle Primera,

Suite #1005N

San Ysidro CA 92173

USA

-------------------------------------------------

mtc@motherteresa.org

www.motherteresacenter.org

 

♦Italiano   ♦English   ♦Español   ♦Français   ♦Português   ♦Deutsch