Acerca de Madre Teresa de Calcuta

 

Canonización

de Madre Teresa de Calcuta

Homilía cardenal Pietro Parolin Santa Misa acción de gracias canonización Madre Teresa de Calcuta

El cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, durante la Misa de agradecimiento por la Canonización de la Madre Teresa

Card. Parolin: La Madre Teresa defendía a los niños aún no nacidos, “los más pobres entre los pobres”

 

Testo completa de la Homilía>>>

 

La Iglesia y el mundo deben mirar con la misma mirada de la Madre Teresa de Calcuta, quien descubrió en los pobres el rostro de Cristo, amándolos “sin medida”. Esta es la síntesis de la homilía que el cardenal Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, pronunció esta mañana durante la Santa Misa de acción de gracias por la Canonización de la Madre Teresa, celebrada ayer por el Papa Francisco.

 

Precisamente a partir de las palabras de Bergoglio acerca de la santa de Calcuta, el cardenal Secretario de Estado vaticano destacó en varios pasajes la enseñanza dejada por la pequeña religiosa. “Fue un nítido espejo del amor de Dios y un admirable ejemplo de servicio al prójimo, especialmente a las personas más pobres, desamparadas y abandonadas”, dijo el purpurado, subrayando que entre “los más pobres” ella encontraba a “los niños aún no nacidos y amenazados en su existencia” y “defendió valientemente la vida naciente, con esa franqueza de palabra y linealidad de acción, que es la señal más luminosa de la presencia de los Profetas y de los Santos, los cuales no se arrodillan ante nadie, excepto ante el Omnipotente”, y no siguen “las modas y los ídolos del momento”.

 

Sirviendo a los marginados de la sociedad y siguiendo el ejemplo del amor de Jesús, durante toda su vida, la Madre Teresa se reflejó en las palabras del Evangelio y, por esa razón – observó el cardenal – su vocación les debe servir a todos los hombres para convertirse “de la tibieza y de la mediocridad”, para ayudar a los descartados a salir de la “desolación de los vínculos rotos”, “de la dureza de la soledad” y “de la sensación de ser olvidados por todos”.

 

“La Madre Teresa abrió los ojos ante el sufrimiento, lo abrazó con una mirada de compasión. Todo su ser fue interpelado y sacudido por este encuentro que le atravesó el corazón, siguiendo el ejemplo de Jesús, que se conmovió ante el sufrimiento de la creatura humana, incapaz de levantarse sola”, agregó el cardenal Parolin, quien preguntó “¿cuál es el secreto de la Madre Teresa?”.

 

“Ciertamente – indicó el purpurado –, no es un secreto, porque lo acabamos de proclamar en voz alta en el Evangelio. La Madre Teresa descubrió en los pobres el rostro de Cristo, que se hizo pobre por nosotros, para enriquecernos con su pobreza, y respondió a su amor sin medida con un amor sin medida por los pobres”.

 

“Cuando la Madre Teresa pasó de esta tierra al Cielo, el 5 de septiembre de 1997, durante algunos largos minutos, Calcuta se quedó completamente sin luz. En esta tierra, ella era un signo transparente que indicaba el Cielo. El día de su muerte, el Cielo quiso ponerle un sello a su vida y comunicarnos que una nueva luz se había encendido sobre nosotros. Ahora, después del reconocimiento oficial de su santidad, brilla aún más vívida. ¡Que esta luz, que es la luz sin ocaso del Evangelio, continúe iluminando nuestra peregrinación terrenal y los senderos de este mundo difícil!”, concluyó el cardenal Parolin.

 

 

 

 

 

 

 

 

Text © Mother Teresa Center of the Missionaries of Charity

 

 

 

Mother Teresa Center

524 West Calle Primera,

Suite #1005N

San Ysidro CA 92173

USA

-------------------------------------------------

mtc@motherteresa.org

www.motherteresacenter.org

 

♦Italiano   ♦English   ♦Español   ♦Français   ♦Português   ♦Deutsch

 

Mother Teresa Center

524 West Calle Primera,

Suite #1005N

San Ysidro CA 92173

USA

-------------------------------------------------

mtc@motherteresa.org

www.motherteresacenter.org

 

♦Italiano   ♦English   ♦Español   ♦Français   ♦Português   ♦Deutsch