ACERCA DE ORACIONES PUBLICACIONESBIBLIOTECA MULTIMEDIACONTACTOS ARCHIVO

 
 

Contact the Superior General of the Missionaries of Charity (Sisters) Sr.M. Prema M.C

Sr.M. Prema M.C. to the Co-Workers, Sick and Suffering Co-Workers, L.M.C.S and Volunteers: 2015 November 2015 June 2014 2013 November 2013 May November, 2012May, 2012November,2011 April 2010.

Mother Teresa and the Sacred Heart

Mother Teresa on the gift of life

Mother Teresa's Quotes

Mother Teresa Video clips

Mother Teresa & St. Paul

Mother Teresa an Apostel of Divine Mercy

Mother Teresa Meditations on the Prayer for Peace

Mother Teresa speaks to the priests

Mother Teresa answers questions on priesthood

Concerning Mother Teresa Canonization

Novena to Blessed Teresa of Calcutta

Mother Teresa YouTube

Mother Teresa Meditations on the Prayer for Peace

Mother Teresa and her work for the poorest Photos by Atletic'Zvonimir

Missionaries of Charity

Contact Informations of the Missionaries a round the world

Missionaries of Charity

Publications: of Authentic writings on Blessed Teresa of Calcutta

Pray the Holy Rosary with Mother Teresa: , 1.The 5 Joyful Mysteriess 2.The 5 Luminous Mysteries, 3. The 5 Sorrowful Mysteries, 4. The 5 Glorious Mysteries

 

 

English, Italiano, Français, Espanolo,

   +

LDM

 

Motherhouse 16-11-2015

 

"¡Preparar el camino del Señor! ¡Arrepentíos!"

Mis queridos Colaboradores, Activos, Enfermos y Sufrientes, Laicos Misioneros de la Caridad y Voluntarios.,

 

Este Tiempo Santo de Adviento y Navidad nos invita a contemplar quiénes somos en realidad y cuál es nuestro trabajo frente a la mirada de Dios. Miramos con gratitud a Dios y nos maravillamos de las grandes cosas que ha hecho por nosotros durante este año.

El día 21 de diciembre hará un año desde que la Hermana Dorothy MC fue inesperadamente llamada a Casa con Dios, mientras estaba en Bangladesh. La Hermana Dorothy MC, una de las primeras Hermanas que se unieron a la Madre Teresa, trabajó incansablemente en difundir el mensaje de la Madre Teresa del Amor de Dios a nuestras Hermanas, Hermanos, y amigos. Echamos de menos la presencia de nuestra querida Hermana Nirmala, MC. quien terminó su viaje terrenal misionero el 23 de junio de este año. Pero nos alegramos porque ahora está delante de la Santísima Trinidad.

Recordamos a la Hermana Nirmala, MC. con mucha gratitud como un canal alegre del Amor y Compasión de Dios a todas nosotros y a todos a quienes cuidamos, a los material y espiritualmente pobres entre los pobres.

A través de todos los horrores de la guerra, destrucción de las vidas y hogares y el sufrimiento de millones de refugiados, especialmente en el Medio Oriente, donde la gente sigue viviendo en medio de bombardeos y disparos, hemos sido testigos de muchos milagros del tierno amor de Dios.

En Dwellah, Siria, las Hermanas y los feligreses hicieron una novena a Madre Teresa, por 250 familias que estaban siendo perseguidas por el Estado Islámico. El día de la fiesta de la Madre muchas de esas familias fueron liberadas.

En Aleppo, Siria, durante la misma novena, una bala alcanzo a un hombre en el pecho. Pero la bala fue desviada por la medalla de la Madre, la cual llevaba el hombre colgada del cuello. Así fue como se salvó. También en Aleppo, uno de nuestros trabajadores estaba transportando pan en una camioneta cuando se encontró metido en un fuego cruzado cerca de él. Al día siguiente, se encontraron una bala dentro del pan.

En nuestras Casas de Sana'a, Taiz, Aden y Hodeidah en Yemen, nuestras Hermanas, con los pobres que tienen a su cargo, diariamente tienen que vivir con el ensordecedor ruido, humareda y destrucción de terribles bombardeos, cuyas explosiones a veces se dan muy cerca de nuestras Casas. Sus ventanas, muros y recintos son alcanzados por las balas y los escombros que vuelan por las explosiones. Las Hermanas están muy agradecidas a los dos sacerdotes salesianos, que se han quedado cuidando de sus necesidades espirituales. También están agradecidas por vuestras oraciones y nos piden que sigáis rezando por ellas.

En este tiempo de oscuridad y confusión cuando los valores humanos básicos y la vida familiar están siendo también atacadas, nuestro Santo Padre va a inaugurar el 8 de diciembre el "El Año del Jubileo de la Misericordia". Ahora que nos encontraremos en presencia de nuestro Padre Celestial, se nos invita a contemplar lo que realmente somos y cuál es nuestro valor ante los ojos de Dios.

 

La meta de nuestra peregrinación en el Año de la Misericordia es el cielo, hecho ya realidad aquí cumpliendo perfectamente la voluntad de Dios. El punto de partida es dónde estoy. La llamada es al "Arrepentimiento".

"Darse la vuelta" es el significado de la palabra "arrepentirse". No es remordimiento; no es admitir errores. No es condenación, es algo más que penitencia y ofrecer sacrificios. El Arrepentimiento me

llama a romper completamente mi orgullo, mi seguridad y mi propia voluntad. Me llama a despojarme de mis apariencias, de mi buen nombre y de mis éxitos.

Arrepentimiento significa cambio: Entiendo que tengo que cambiar y hacerlo realmente. He hecho mal, ahora me doy la vuelta a ello y me muevo en la dirección opuesta, para que el Evangelio puede llegar a ser encarnado en mi vida. El arrepentimiento elimina los bloques de orgullo, de división y de resentimiento que impiden a Jesús renacer ahora en mi corazón y en mi familia.

Guiados por el Espíritu Santo y la ayuda de nuestra Madre María viajemos a nuestro corazón para conocer lo que tenemos que cambiar, porque queremos preparar el camino del Señor.

El arrepentimiento me lleva a darme cuenta de que:

 La preocupación por el trabajo y el cumplimiento me hace sentir vacío y amargado. De ahí que debo sacar tiempo para la oración, para que así Dios me pueda llenar de su Ser.

 El hábito de hablar ruda y bruscamente hiere a otros y a mí mismo. De ahí que debo de aprender a controlar mi lengua, guardar silencio. Porque el fruto del silencio es la oración, la fe y la caridad.

 Mi imaginación descontrolada me deja inquieto y disperso. De ahí que tenga que coger las Escrituras y memorizar un verso diariamente y repetirlo con frecuencia durante todo el día, para así entrar dentro de la mansedumbre de Dios.

Estas Navidades debemos deleitar al Niño Jesús, dándole nuestro "cambio" de corazón. Él nos bendecirá y hará que mane su Misericordia.

Seguramente habéis oído especulaciones acerca de la canonización de nuestra querida Madre. Hasta ahora no tengo ninguna comunicación oficial, así que no puedo daros ninguna noticia. Os deseo a todos, a vuestras familias y a vuestros seres queridos un ferviente Adviento y la alegre bienvenida de Jesús a vuestros corazones en Navidad. Que tengáis un Año Nuevo 2016 lleno de

Gracia.

Por favor rezar por mí y por nuestras Hermanas.

Que Dios os bendiga.

 

 

 

 

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

     Text © Mother Teresa Center of the Missionaries of Charity

 

 


www.motherteresacenter.org

Mother Teresa Center 524 West Calle Primera, Suite #1005N San Ysidro CA 92173 USA